top of page

Energía Solar y Cloración In Situ: Soluciones Sostenibles para Comunidades Remotas


Es importante destacar que Ecuador es el segundo país con mayor índice de desnutrición crónica infantil (DCI) en América Latina. Esta preocupante estadística subraya la urgencia de abordar no solo la disponibilidad de agua potable, sino también la calidad y la accesibilidad de la misma. La falta de acceso a agua segura agrava aún más los problemas de salud en las comunidades afectadas.


En Clorid, nos enorgullece presentar una solución innovadora que combina la potencia del sol con nuestra experiencia de 33 años en la generación de cloro. En muchas partes del mundo, especialmente en comunidades remotas, el acceso al agua potable es un desafío constante. A menudo, estas comunidades carecen de electricidad para alimentar equipos costosos de desinfección del agua. Sin embargo, nuestra tecnología de cloración in situ alimentada por energía solar está cambiando el juego, ofreciendo una alternativa sostenible y asequible para garantizar un suministro de agua seguro y libre de microorganismos patógenos.


Es así que, la cloración desempeña un papel crucial en la potabilización del agua al desinfectarla eficazmente y eliminar los microorganismos dañinos. El cloro, un potente agente desinfectante, se utiliza ampliamente en el tratamiento del agua potable para garantizar su seguridad para el consumo. En los sistemas de suministro de agua, el cloro se aplica comúnmente con fines de desinfección, lo que ayuda a mantener la calidad del agua y prevenir enfermedades transmitidas por el agua. A pesar de su eficacia, se han encontrado casos de contaminación bacteriana donde los niveles de cloro residual eran insuficientes, lo que enfatiza la importancia de prácticas adecuadas de cloración para la seguridad del agua.


La energía solar se ha convertido en una solución crucial para comunidades remotas sin acceso a la red eléctrica tradicional. Aprovechamos esta energía renovable para alimentar nuestros sistemas de cloración in situ, que permiten desinfectar el agua en el mismo lugar donde se necesita, sin depender de costosas instalaciones centralizadas. Esto garantiza un suministro de agua seguro y de alta calidad, incluso en las zonas más remotas y desatendidas. Esto no solo reduce los costos operativos a largo plazo, sino que también minimiza el impacto ambiental al utilizar una fuente de energía limpia y renovable.


Además de proporcionar acceso a agua potable segura, nuestra tecnología tiene un impacto positivo en la salud pública y el bienestar de las comunidades. Al prevenir enfermedades transmitidas por el agua, como la diarrea y el cólera, contribuimos a mejorar la calidad de vida y la prosperidad de las personas.


En Clorid, creemos que todos tienen derecho a acceder a agua potable segura, independientemente de su ubicación geográfica o recursos disponibles. Nuestra combinación de energía solar y cloración in situ está marcando la diferencia al proporcionar soluciones sostenibles y efectivas para comunidades remotas en todo el país. Es alentador ver cómo estas estrategias comunitarias están dando resultados tangibles en varias comunidades. Numerosas ONGs dedicadas al desarrollo sostenible y al acceso al agua potable, y nuestra tecnología de energía solar y cloración in situ demuestran el poder de la colaboración y la innovación para lograr un cambio positivo.


Invitamos a más ONGs a unirse a este importante proyecto y a contribuir a mejorar la calidad de vida de las comunidades más necesitadas. Juntos, podemos construir un futuro donde el agua potable segura sea una realidad para todos

Comments


bottom of page