LOGO CLORID.png
Buscar

El agua, un derecho imprescindible.



El agua es de suma importancia para todos los seres vivos debido a su influencia en el mantenimiento de los ecosistemas y para la salud humana por su rol en el desarrollo económico y social de las sociedades, volviéndose así un recurso imprescindible.


Por tal motivo, el agua fue declarada por la ONU – en el año 2010 – como un derecho universal esencial para la vida y dignidad de los seres humanos. Pese a este reconocimiento, aún existen poblaciones que sufren una carencia de este recurso vital, lo que conlleva que cada día 4.000 niños fallezcan por dolencias médicas asociadas con la falta de agua potable, según menciona el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).


Una de las dolencias – que también es una de los principales problemas de salud pública en países en desarrollo –es la desnutrición infantil, la cual no está solamente vinculada a una carencia de alimentos, sino a una combinación de diversos factores como al agua salubre, saneamiento e higiene (ASH), “ tal como lo afirmó el director de Programas de Emergencia de UNICEF, Manuel Fontaine: Por mucho que un niño malnutrido coma, no se pondrá bien si el agua que bebe es insalubre” (Selim,2018). Según cifras del mismo organismo mundial, el 50% de la desnutrición mundial está ligada a la falta del recurso hídrico y en Ecuador el 48,1% de los menores de 18 años no cuentan con ASH.


Los menores de edad que se encuentran malnutridos – según la UNICEF en Ecuador afecta al 27,2% de niños menores de 2 años – tienen consecuencias en su desarrollo físico y cognitivo, su nivel de afectación depende de su nivel de gravedad, que les podría provocar la muerte debido a que son propensos a contraer diferentes bacterias como la escherichia coli, campylobacter jejuni, shigella, entre otras y enfermedades, tales como la anorexia, enfermedades gastrointestinales o las relacionadas con el consumo de agua contaminada como el cólera, diarreas, paludismo, entre otras que impiden una asimilación correcta de los nutrientes y deshidratación.


La empresa cuencana Clorid S.A no es ajena a la problemática de la desnutrición infantil, y durante más de 32 años ha brindado soluciones para reducir las enfermedades provocadas por la contaminación del agua a través de procesos de desinfección de la misma mediante equipos productores de hipoclorito de sodio in situ, los cuales han sido usados en diferentes crisis sanitarias – como la de cólera y el Fenómeno del niño – así como en los terremotos de Haití y Ecuador.


Con este sistema moderno de cloración del agua - cuyo uso de la metodología es segura debido a que no es tóxica, inflamable o explosiva, garantizando el traslado, instalación y generación de cloro activo de alto nivel a través de la producción in situ - Clorid S.A se vincula con el objetivo 9 del Plan de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que busca fortalecer el tejido industrial y aumentar su contribución al crecimiento en los lugares más desfavorecidos - por ejemplo en técnicas de regadío que optimizaría el uso del agua y permitirá tener cultivos en zonas de sequías - para así desencadenar fuerzas económicas dinámicas y competitivas.



Bibliografía:


  • UNICEF. (s.f.). Cada día 4000 niños mueren por falta de agua potable y sistemas de saneamiento. UNICEF.


  • Leah Selim. (28 de mayo de 2018). Agua y hambre: Cuatro cosas que necesitas saber. UNICEF.


  • Molina, A., Pozo, M. & Serrano, J. (2018). Agua, saneamiento e higiene: medición de los ODS en Ecuador. Instituto Nacional de Estadística y Censos y UNICEF (INEC-UNICEF). Quito-Ecuador.