CLORO GAS: ELEMENTO NOCIVO PARA EL AMBIENTE Y LA SALUD HUMANA


En el siguiente artículo se dará a conocer como el cloro gas tiene un efecto negativo y altamente nocivo para el ambiente, así también, en la salud humana puede verse fuertemente afectada por una variedad de anomalías físicas a corto o largo plazo causados por este tipo de compuesto


¿Qué es el Cl2?


Para empezar, entendemos por Cl2 a un compuesto formado por dos átomos de cloro, es decir un Dicloro; mismo que, al encontrarse en condiciones normales de presión y temperatura, este presenta un gas de tono amarillo-verdoso, es 2.5 veces mas pesado que el aire, por lo cual es altamente tóxico; posee un olor fuerte y altamente corrosivo.

Este gas se utiliza para la reacción que origina al hipoclorito de sodio, un compuesto químico oxidante, utilizado para la desinfección de superficies (Cloro de venta para uso doméstico).

La solución del hipoclorito de sodio se puede preparar por un método químico, el cual consiste en reaccionar al gas cloro (Cl2) con soda cáustica (NaOH) para obtener Hipoclorito de sodio (NaClO). Esta reacción libera calor, por lo que se deben contar con equipos de refrigeración. Cabe recalcar que este método de obtención de Hipoclorito de sodio no es el más viable hoy en día, debido a los riesgos y efectos negativos que trae consigo el ingrediente principal de la reacción: el gas cloro.


Riesgos


El riesgo principal al trabajar con el cloro gas, es el inminente peligro que podría significar la más mínima fuga en una cañería por donde circule esta sustancia, ya que el cloro escaparía al aire, desencadenando los efectos que veremos a continuación, además de significar grandes pérdidas para las empresas quienes trabajen con este gas.

Se considera un Factor de Riesgo Químico a toda sustancia orgánica o inorgánica, de procedencia natural o sintetica, en estado sólido, líquido, gaseoso o vapor; que puedan dañar directa o indirectamente a personas, bienes y/o medio ambiente (Alcaldía de Santiago de Cali, 2018).


  • En la Salud: Se recomienda una buena ventilación al trabajar con este químico. La presencia de este componente químico altamente peligroso para la salud, puede provocar en una exposición leve, una total o parcial dificultad para respirar, así mismo, presenta apariciones de ulceraciones en la dermis. Aunque se ha demostrado que las plantas y los animales no suelen almacenar cloro, estudios de laboratorio veterinarios muestran que la exposición repetida a cloro en el aire puede afectar al sistema inmune, la sangre, corazón y sistema respiratorio en los mismos, según (Blood, 1996).

La Organización Greenpeace España en 2008 puntualizó que, el cloro gas también es altamente dañino para los organismos acuáticos, pues con una concentración de tan solo 0,1 ppm puede producir efectos adversos sobre los mismos.

Al igual que, existe una amplia gama de efectos sobre la salud humana de la exposición crónica a compuestos clorados, entre los que se destacan las afecciones en el sistema reproductor y cáncer.(Greenpeace España, 2008).


Concentraciones bajas: Se presenta una sensación de ardor en los ojos, la nariz, y la garganta, rojez en la cara, estornudos y tos.


Concentraciones altas: Presencia de tensión en la garganta y pecho – edema pulmonar. Si se expone a un índice de mil partes por millón (PPM) provoca rápidamente la muerte.


El cloro gaseoso es principalmente un irritante respiratorio, pero puede causar también irritación de ojos a una concentración tan baja como 0.09 ppm (partes por millón). El límite de detección de cloro por el olfato humano es de 3 ppm, la cual es una concentración lo suficientemente baja que permite detectar con rapidez y oportunidad cualquier situación de peligro. A concentraciones del orden de 15 ppm, el cloro gaseoso puede causar irritación inmediata de la garganta (Montes,2002).


  • En el ambiente: Podemos incluir que, el cloro gas puede escaparse del agua e incorporarse al aire bajo ciertas condiciones, aunque, en el aire, dicho cloro gas es degradado por la luz solar en unos pocos minutos, este puede reaccionar con otros compuestos químicos.

En el caso en el que este se combine con diferentes materiales inorgánicos en el agua se pueden formar compuestos como es ácido clorhídrico (HCl), el cloro gas además provoca la disminución del pH del agua a causa de los iones hidrógeno que se producen en la obtención de hipoclorito; también reacciona con materia orgánica para formar compuestos orgánicos clorados. Afecta también de manera negativa a la atmósfera ya que ataca descomponiendo la capa de ozono.

El cloro gas de por si no es inflamable pero puede reaccionar explosivamente o formar parte de compuestos explosivos con compuestos como: acetileno, éter, amoníaco, hidrógeno y metales finamente divididos. Así como facilita la combustión de otras sustancias químicas.


  • Guía de manejo adecuado del Cloro Gas.

  1. Proporcione instrucciones y supervisión apropiada a los trabajadores encargados con la responsabilidad del equipo.

  2. Proporcione aparatos respiratorios autocontenidos apropiados en las áreas donde se almacene o se use el cloro.

  3. Mantenga todos los aparatos respiratorios fuera del área de cloro.

  4. Prepare planes de evacuación de las áreas donde pueda haber fugas de cloro. Recuerde irse cuesta arriba y contra el viento.

  5. Nunca almacene materiales inflamables o combustibles cerca de contenedores de cloro.

  6. Nunca aplique calor directamente a un contenedor de cloro

  7. Nunca intente soldar tubería “vacía” de cloro sin haber purgado primero.

  8. Instale duchas de seguridad e instalaciones para lavado de ojos cerca del equipo de cloro.

  9. Si hay una fuga, las reparaciones deben hacerse por dos personas por lo menos.

  10. Nunca rocíe agua en los contenedores con fugas; esto puede empeorar la fuga.

  11. Al entrar en un área de equipo, respira superficialmente hasta estar seguro de que no haya fuga de gas cloro.

  12. Utilice el equipo de cloración para deshacerse directamente del gas cloro.

  13. Asegure los contenedores de cloro con cadenas, calzos, o pernos.

  • Fugas de Cloro Gas

El cloro se encuentra almacenado en depósitos en forma líquida, pero al circular o liberarse, se regula su presión y la fuga ocurre con cloro cambiado a estado gaseoso hacia el ambiente, se distingue por la notable escarcha con la que se recubre el contenedor, esto gracias al escape del cloro gas. Hay muchas variantes a tomar en cuenta que podrían causar una posible fuga, tanto en el momento del procedimiento de potabilización de agua o en transporte de contenedores de cloro gas.


Entre estas variantes, como principales se encuentran fallos en el equipo utilizado, material en mal estado o del personal encargado de operar el proceso de cloración; también se hallan factores mecánicos como el golpe de un objeto contundente con el cilindro o incluso un accidente vehicular al momento de transportar el cloro.


Según datos de Soledispa en 2013, indica que el 42% de casos de fugas, fueron por fallos en tuberías, envases o instalaciones de las empresas; 38% debido al manejo inapropiado de envases obsoletos y un 19% por accidentes al momento del transporte (factor humano).

El empleo de Cloro Gas en la purificación del agua es utilizado para mejorar la claridad del agua, como también eliminar microorganismos tales como: bacterias y virus mediante la implementación del cloro. Si dicho cloro se almacena como líquido en recipientes presurizados y se inyecta como gas directamente en el agua fuente. Este proceso debe ser regulado e implementado cuidadosamente, debido a que el gas de cloro es un tóxico peligroso, incluso letal (National Academy of sciences, 2007)


  • ¿Cómo ayuda Clorid S.A?


Clorid S.A. ofrece equipos con tecnología innovadora, capaces de crear Hipoclorito de sodio in situ generado electrólisis, un proceso para separar elementos de un compuesto mediante una corriente eléctrica; usando materiales que no representan un peligro y además son mucho más fáciles de conseguir, dichos elementos constan de agua, sal de mesa y electricidad lo cual da como resultado el Hipoclorito de sodio in Situ.


Al ser avalados internacionalmente por OPS/OMS (Organización Mundial de la Salud /Organización Panamericana de la Salud), acerca de la desinfección de agua a niveles caseros en zonas urbanas y rurales, Clorid S.A, cuenta también con una certificación por parte del Instituto Izquieta Pérez, cuyos resultados fueron avalados nuevamente por el laboratorio privado químico biomolecular JAZOLAB.


Este es un método moderno mucho más amigable con el ambiente y que resulta muy económico, seguro y fácil de usar para el operador, liberando así al usuario de los principales riesgos del uso del cloro gas y reduciendo el impacto ambiental.


¿Qué es el Hipoclorito de Sodio In Situ?


El hipoclorito sódico “in situ” , es obtenido a partir de la electrólisis de la salmuera, en la que se emplean materias primas comunes como es la sal de mesa diluida en agua (salmuera) y energía eléctrica. Así mismo minimiza el riesgo de traslado al manipular este compuesto.


Beneficios:

El Costo: Es inferior en comparación a la metodología de obtención a partir del cloro gas o hidróxido sódico como también al adquirir hipoclorito sódico comercial. Su beneficio radica principalmente en el precio fijo que posee la sal, así también este es un producto abundante.


Tecnología: El hipoclorito de sodio in situ, cuenta con una tecnología segura, registrando un riesgo mínimo de accidentes al emplearlo.


Mediante una solución modular: Esta es fácilmente adaptable para un amplio rango de producciones generado a través del uso de células electroquímicas.


La seguridad que está presente en los productos, principalmente consta de un impacto ambiental nulo, generando de una manera más eficiente y ecológica el Hipoclorito de Sodio, sin la necesidad de utilizar Cloro Gas en el proceso, el cual es tóxico y nocivo para la salud.


Clorid S.A posee equipos que son destinados tanto para uso doméstico como industrial, siendo Clovid (Clovid L2 y Clovid L6), equipos de uso doméstico que producen entre 2 y 6 litros respectivamente. Además, cuenta con equipos L, capaces de producir desde 10 a 450 litros diarios, los cuales se destina a un uso de potabilización a poblaciones pequeñas. Finalmente, los equipos V, se destina a un uso netamente industrial, ya que estas pueden llegar a producir hasta 9.000 litros diarios, siendo estos ideales para la potabilización de agua de ciudades grandes. Los equipos V, están altamente diseñados para clorar hasta 36.000.000 litros de agua por día considerando una dosificación de 2 PPM, principalmente basándose en la norma según el INEN (Servicio Ecuatoriano de Normalización).


Conclusión:


El cloro gas es una sustancia que tiene la particularidad de crear fácilmente diferentes compuestos al mezclarse con el aire o el agua, además de ser altamente nocivos para la salud, tanto en humanos como en plantas o animales, dicha sustancia es capaz de producir efectos que van desde leves hasta letales. Este gas se usa para la elaboración de hipoclorito de sodio, utilizado a nivel mundial para desinfección, pero es un método que presenta varios peligros y efectos negativos. Es por ello que, si cambiamos el pensamiento de toda una sociedad en donde, la elaboración de compuestos que generen hipoclorito de sodio de una manera no corrosiva y que se fundamente en un modus operandi ecológico, puede traer grandes beneficios en la salud y sobretodo en el ambiente.

Es importante contar con instalaciones en el mejor estado posible, ya que esta es la principal causa para que se ocasione una fuga de este gas, al igual se debe seguir siempre un protocolo al momento de realizar la cloración o transportar el cloro para evitar que ocurra un accidente debido al factor humano.


Los productos que posee Clorid S.A cuentan con la más alta tecnología, que si bien es cierto crea hipoclorito sódico de una manera 100% segura a través de su proceso de electrólisis en base de agua, sal y corriente eléctrica, con los cuales son capaces de crear este compuesto con una efectividad del 96.99 % en limpieza y desinfección. La elaboración de hipoclorito de sodio mediante este método es amigable porque no libera sustancias nocivas para la salud ni para el medio ambiente, además de ser un proceso mucho más económico y sencillo para el usuario gracias a la disponibilidad de los materiales que requiere.



Referencias:

1. Academies, N. (2007). Safe Drinking Water Is Essential. Reports from Natl. Acad.

2. Bernardo, E. (2008). La industria del cloro: contaminación silenciosa. línea], disponible en: www. xoriguer. org/ftpdescarreguesindustria_cloro: espana. pdf.[Accesado el día 13 de marzo de 2017].

3. Blood, D.C., & Piqueras, A. F. (1996). Manual de medicina veterinaria. México: McGraw-Hill Interamericana.

4. Liñán Montes, A., Rodríguez de Barbarín, C., Barbarín Castillo, J. M., Huerta Granados, O. (2002). Análisis de riesgo ambiental y su aplicación al almacenamiento y manejo de cloro industrial. Ciencia UANL, 5(2).

5. Liñán Montes, A., Rodríguez de Barbarín, C., Barbarín Castillo, J. M., & Huerta Granados, O. (2002). Análisis de riesgo ambiental y su aplicación al almacenamiento y manejo de cloro industrial. Ciencia UANL, 5(2).

6. Luna Gualpa, K. M. (2019). Gestión de riesgo químico y elaboración del manual de manejo seguro de cloro gas para la empresa municipal de agua potable y alcantarillado de la ciudad de Ibarra EMAPA-I (Bachelor's thesis).

7. Oxiquim, S. A. (2008). Hoja de datos de seguridad de productos. línea]. Available: http://www. asiquim. com/web/download/HDS/Aceite_de_pino. pdf. [Último acceso: 26 06 2018].

8. Pérez-Vidal, A., Amézquita-Marroquín, C. P., & Torres-Lozada, P. (2012). Identificación y priorización de peligros como herramientas de la gestión del riesgo en sistemas de distribución de agua potable. Ingeniería y Universidad, 16(2), 449-469.

9. SANCHEZ MEDRANO, A. G. (2008). Estudio de riesgo para sistemas de desinfección de agua a base de cloro gas.

10. Soledispa, F. (2013). Propuesta de un Sistema de contención en caso de fuga de gas cloro para plantas de potabilización de agua (Master 's thesis).

11. Valera-Garrido, F., Minaya-Muñoz, F., & Sánchez-Ibáñez, J. M. (2010). Efectividad de la electrólisis percutánea intratisular (EPI®) en las tendinopatías crónicas del tendón rotuliano. Trauma Fund MAPFRE, 21(4), 227-236.

12. Villar Gallardo, E. F. (2018). El video como herramienta informativa sobre el uso irracional del agua potable a causa de la falta de responsabilidad ambiental.


Navegación

Contacto

Juan Larrea Guerrero & Av. de las Américas

Cuenca - Ecuador

Telf.  (07) 4024412 - (07) 4024350

Cel. + 593 992311025

ventas@clorid.com

  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono LinkedIn

Síguenos

Productos exportados hacia;

©2020 -  Clorid S.A

Todos los derechos reservados.