Importancia de crear un Círculo Sanitario Sostenible en Comunidades Rurales




Al principio de esta pandemia todos pensamos en cómo mejorar nuestro círculo sanitario; aunque hemos desconocido exactamente de lo que significa, con el fin de cuidar a nuestros seres queridos, protegernos del virus y mantenernos sanos. Conozcamos un poco más sobre este tema:


¿Qué es el círculo Sanitario?


Reconocer la importancia que tiene el círculo sanitario en nuestra vida, nos hace corresponsables de un proceso del cuidado de la salud; tanto de manera pública como personal, generando la sostenibilidad de un proceso del cual somos partícipes. El objetivo principal que tiene un círculo sanitario es mejorar las condiciones de vida de la población. Garantizando el acceso al agua potable, a la salud, al control y desinfección de espacios y aguas servidas, higiene de alimentos, a la responsabilidad y cuidado ambiental, higiene industrial y a la eliminación sanitaria de basura.


El saneamiento básico dentro del círculo sanitario es de importancia, ya que forma parte del saneamiento ambiental, porque es un conjunto de acciones técnicas y socioeconómicas de salud pública, que tienen por objetivo alcanzar niveles crecientes de salubridad ambiental. Englobando áreas como: la dotación de agua para el consumo humano y la eliminación de basura y excretas. En Ecuador según el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC) el 26,6% de la población del país no tiene acceso a una fuente de agua segura. Eso quiere decir, que no se puede construir un círculo sanitario en estas áreas, al no contar con este líquido vital, no se garantiza el derecho a mejorar las condiciones de vida de estos sectores.


Es por eso, que se deben generar fuentes de acceso de agua segura en las propias comunidades, mediante sistemas de potabilización de agua que no sean complejos, que las personas no corran peligro en el momento de desinfectar y sobre todo se ajusten a la economía de la población.


La Potabilización de agua dentro del círculo sanitario


El agua para consumo humano debe reunir ciertas características físicas, químicas y bacteriológicas para evitar peligro en la salud de las personas. La OMS ha establecido normas, las cuales pueden tomarse como base, con el fin de elegir el tratamiento que recibirá el agua en cada región. El 80% de las personas que habitan en zonas rurales en el mundo deben usar fuentes de agua no seguras, como menciona la ONU, 3 de cada 10 carecen de acceso a abastecimiento de agua, generando que su círculo sanitario no sea eficiente y tenga consecuencias fatales, como enfermedades infecciosas por el consumo de agua contaminada.


La importancia de generar un círculo sanitario en zonas rurales, en donde la escasez de agua, la falta de desinfección o tratamiento no son efectivas es un tema de salud pública de interés. Para que los programas de gestión de la calidad del agua de consumo humano a nivel comunitario sean eficaces y sostenibles, es preciso que cuenten con la participación y el apoyo activo de las comunidades locales. Según la Organización Mundial de la Salud (2018) éstas deben involucrarse en todas las etapas de dichos programas, incluidos los estudios iniciales; las decisiones sobre la ubicación de pozos, la ubicación de los puntos de captación de agua o la delimitación de zonas de protección; el monitoreo y la vigilancia de los sistemas de abastecimiento de agua de consumo humano; la notificación de averías, la ejecución del mantenimiento y la adopción de medidas correctivas; y las actividades de apoyo, incluidas las relativas a prácticas de saneamiento e higiene.


Para la Organización Mundial de la Salud (2018) la educación sanitaria ha generado grandes cambios con resultados visibles en la reducción de transmisión de enfermedades infecciosas en agua. Enfermedades como cólera, fiebre tifoidea, shigella, poliomielitis, meningitis, hepatitis, diarrea, zika, etc. Han disminuido considerablemente, en las comunidades tras generar planes de potabilización responsable.

Educar y reconocer con qué elementos de saneamiento contar, cómo aprender a desinfectar el agua y generar una limpieza común en los hogares y la comunidad. Es un proceso el cual se debe fomentar y fortalecer desde organismos públicos pero, que también debe ser de nuestro interés y responsabilidad, con el fin de generar un ciclo sustentable de aprendizaje mejorando las condiciones de salud de la comunidad.


Un saneamiento deficiente reduce el bienestar humano, el desarrollo social y económico debido a sus repercusiones en la salud, e incluso en otras áreas del desarrollo como la educación. Mejorar la calidad de vida y de la situación de las comunidades rurales no depende exclusivamente de invertir grandes cantidades de dinero. Si no de construir sistemas de agua y saneamiento básicos, para la población. Se puede desarrollar procesos continuos de enseñanza y aprendizaje para lograr grandes cambios.


La importancia que tiene la educación sanitaria en cuanto a crear un saneamiento básico para las personas, ha impulsado que Clorid S.A. Fabrique máquinas que generen hipoclorito de sodio in situ, ideal para el tratamiento de agua. Con lo que se puede sustituir cualquier otro químico que se esté utilizando a un precio sumamente económico y minimizando riesgos operacionales y de traslado. Pudiendo ser utilizado en áreas de difícil acceso y garantizando un círculo sanitario que permita prevenir la ingesta de agua contaminada y enfermedades. Este proceso de potabilización es efectivo y eficiente, elimina a gérmenes y bacterias hasta un 99,96%. Representa un gasto público muy económico, a comparación de la cobertura que brindará a los sectores rurales.


Problemas que se pueden mejorar dentro del círculo sanitario


Al ser un desarrollo integral de saneamiento, uno de los pilares fundamentales para la sostenibilidad es aportar al mejoramiento de la potabilización del agua, mediante el uso de hipoclorito de sodio in situ, beneficiando a la población de la siguiente manera:

  • Garantiza la disponibilidad inmediata del producto.

  • La seguridad, el transporte y la manipulación de grandes cantidades de cloro pueden significar riesgos a la salud y al medioambiente. Con nuestras máquinas se eliminan estos riesgos, además su manipulación es de bajo riesgo.

  • Cuidamos al medio ambiente, se eliminan los riesgos de fuga y no se utilizan botellas plásticas para su distribución.

  • Materia prima segura, utilizamos sal común o sal de mesa para su producción, lo que significa un precio estable y de fácil adquisición.

  • Ahorro económico, la generación de hipoclorito de sodio in situ representa costes inferiores a la compra de cualquier otro desinfectante tradicional.

  • Es una solución flexible que se puede adaptar a distintos usos bajo distintas dosis.

  • Nuestras máquinas cuentan con un año de vida de más de 5 años

  • La producción de hipoclorito de sodio in situ es de 0,01 ctv. por litro producido.


Con una de nuestras máquinas pequeñas como Clovid 2 puede aportar para que desde 40 personas puedan acceder a un servicio de agua potable digno, e inclusive contamos con plantas mucho más grandes que pueden generar hipoclorito de sodio in situ, lo que representa que hasta para 1.080.000 personas accedan a este servicio. Con el objetivo de mejorar su calidad de vida y su círculo sanitario, con agua potable minimizando el impacto ambiental, siendo responsable y sin riesgos. Generando cambios significativos en la vida de las personas contribuyendo con el mejoramiento continuo de la salud y la calidad de vida, nacional e internacional. Buscando generar valor a nuestros clientes siendo corresponsables en la creación de círculos sanitarios eficientes, por lo que aportamos con tecnología amigable con el medio ambiente, manteniendo estándares de calidad y eficiencia.



Referencias


https://www.gestiondelriesgo.org/hipoclorito-de-sodio-uso-domestico/


https://amyts.es/categoria_documentos/circulo-sanitario/


http://www.conama2012.conama.org/conama10/download/files/conama11/CT%202010

/1891517819.pdf


https://www.primicias.ec/noticias/sociedad/ecuador-7-cada-10-personas-no-tienen-agua-potable/


https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/sanitation


https://www.caf.com/es/actualidad/noticias/2013/08/5-propuestas-para-la-inclusion-en-agua-y-saneamiento/


UNESCO. (2009). 3er Informe sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo.

El agua en un mundo en constante cambio.


Libro: Agua para consumo humano coordinación universidad de Cuenca consorcio Camaren Sistema de Capacitación para el manejo de los recursos renovables renovables

Quito Ecuador 1999


Conama 2012 Congreso Nacional del Medio Ambiente Sistemas de Potabilización de agua aislados en zonas rurales. Autor Silvia Pérez André


Guías para la calidad del agua de consumo humano: cuarta edición que incorpora la primera adenda [Guidelines for drinking-water quality: fourth edition incorporating first addendum]. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2018. Licencia: CC BY-NC-SA 3.0 IGO.


Navegación

Contacto

Juan Larrea Guerrero & Av. de las Américas

Cuenca - Ecuador

Telf.  (07) 4024412 - (07) 4024350

Cel. + 593 992311025

ventas@clorid.com

  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono LinkedIn

Síguenos

Productos exportados hacia;

©2020 -  Clorid S.A

Todos los derechos reservados.